Testimonios
Este niño fue siempre un portento. Hay que ver lo hábil que era ya desde pequeño para sustraer todo lo que caía a su alcance, desde los cochecitos y trenecitos de juguete de sus primos, las perlitas y muñequitas de sus primas y toda clase de moneditas a sus papá y mamá... O sea, una delicia el verlo en acción. Siempre dije que llegaría lejos en el negocio del atrape. A esta hora, que se ha puesto a imprimir billetes, ya debe de ser bien rico, para gozo y honra de nuestra familia de banqueros.
Mensaje enviado por mi Ay-fon.
Encarna MS.
Abuelita del Bandido (desde Cielos.net)
Bien, bien... bien hecho querido nieto. Ahora sólo queda el plastificar -que como todo el mundo sabe, los plásticos son el futuro- tus perlitas. Mi compañía “Plásticos Iberia” puede encargarse fácilmente de ello y venderlas a precio de diamante en los mercados de Amberes. Por cierto, ¿alguien ha visto mi cámara Leica? Me la quise llevar en mi último viaje, para plastificar todas las maravillas en del destino, y no la encontré. No recuerdo a quien se la presté. Si alguien conoce el paradero, le invito a tirar una salva $muy hacia arriba£ en la sección de Alerta.
Mensaje enviado por mi Sansón-fon.
Luis LL.
Abuelito del Bandido (desde Cielos.net)